KDE Plasma 5 es un entorno de escritorio ligero

KDE Plasma 5 es un entorno de escritorio ligero

 

Los falsos mitos

El mal inicio de KDE 4 consolidó una serie de falsos mitos en torno a este entorno que todavía perduran. Pesado, recargado, tragón de recursos e inestable son etiquetas que KDE lleva arrastrando desde siempre y sobre todo en los últimos 8 años, cuando el mal arranque de KDE 4 (a pesar de que los desarrolladores avisaron de que todavía no estaba listo) se encargó de dinamitar el prestigio del entorno.

A día de hoy todavía discuto con gente que le pone todas o algunas de las etiquetas mencionadas en el párrafo anterior, una situación que siempre me genera la misma pregunta: ¿Cuántos años llevan esas personas sin usar KDE? Sinceramente, actualmente este entorno no es nada de lo que esas personas llenas de prejuicios dicen, y es más, me atrevo a decir que Plasma 5 es un entorno de escritorio ligero si tomamos como referencia la potencia de los ordenadores actuales. Ocupa poca RAM en el arranque, no requiere de un gran uso de CPU si se cuenta con aceleración 3D, es bastante estable (aunque reconozco que hay aspectos por depurar) y muestra una excelente respuesta en todo momento.

Me gustaría hacer hincapié en el hecho de que KDE es presuntamente recargado. ¿Alguno de vosotros ha probado Windows 10? Yo sí, y puedo decir que el entorno de escritorio del último sistema de Microsoft es lo más recargado que he visto en mi vida, aparte que no muestra un diseño muy homogéneo según las partes del sistemas a los que se acceda.

Un paradigma que no ha cambiado

Si algo aprendió la comunidad con KDE 4 fue que no se podía introducir tantos cambios de golpe, algo que quedó claramente reflejado en Plasma 5.

Lejos de introducir una gran cantidad de cambios, Plasma 5 continúa de forma bastante conservadora el paradigma empleado en KDE 4, destacando aquí una gran renovación en el aspecto visual. Con todo esto, los usuarios de KDE 4 no tendrán problemas en adaptarse a Plasma 5 prácticamente al instante, ya que todo se mantiene en el mismo sitio. Los desarrolladores de KDE han optado, en base, por ir migrando cada uno de los componentes de Qt 4 a Qt 5, introduciendo de forma escalonada los grandes cambios para que la experiencia con el entorno no se vea mermada.

Este cambio de dirección le ha permitido a Plasma 5 poder ser usado para producción en tan solo dos años, cuando KDE 4 todavía estaba lejos de mostrarse como un software estable pasado el mismo tiempo desde su anuncio oficial.

Plasma 5 cuenta con un aspecto excelente

 

Plasma 5 es espectacular a nivel estético

 

KDE 4 no lucía mal en su lanzamiento, pero media década después su aspecto visual quedó claramente obsoleto, siendo al final uno de los aspectos más criticados del entorno.

La comunidad de KDE no es ajena a las críticas siempre y cuando se hagan de forma constructiva, y consciente era de que su producto necesitaba un lavado de cara. Por suerte, con Plasma 5 llegó toda una revolución a nivel visual que le ha dado al entorno un aspecto realmente espectacular y moderno a la vez que sobrio. Con este cambio KDE ha dejado de ser un entorno “chillón” para la vista, utilizando ahora un diseño basado en colores planos muy bien seleccionados. El tema Brisa/Breeze ha sido todo un acierto, aunque yo en Manjaro gasto Maia, el cual muestra un look similar aunque sustituyendo sobre todo lo azul por lo verde.

Plasma 5 consume pocos recursos

Decir que Plasma 5 es un entorno de escritorio ligero puede sonar muy atrevido para muchos, por eso voy a explicar el porqué de esa afirmación.

Cuando di mis impresiones sobre Manjaro, dije que este sistema, con KDE, me había ofrecido la experiencia más fluida que había visto nunca en un sistema operativo, eso sí, sobre mi ordenador de sobremesa. Este ordenador cuenta con una CPU antigua, un Intel Core 2 Quad, pero la GTX 650 que utiliza quizá sea un hardware demasiado reciente como para afirmar que Plasma 5 consume pocos recursos.

Sin embargo, tengo otro ordenador, mi viejo portátil Toshiba, que ha sido protagonista de varios artículos en este portal. Este ordenador sí cuenta con un hardware antiguo en todos los apartados menos el almacenamiento, ya que usa un SSD Samsung EVO, pero el resto de componentes tienen casi una década, convirtiéndolo en un buen campo de pruebas para averiguar si Plasma 5 es un entorno ligero o no.

En la imagen de abajo se puede apreciar que Plasma 5 consume pocos recursos al ser iniciado sobre un ordenador viejo, mientras que en el vídeo se muestra cómo el entorno de desenvuelve sin grandes inconvenientes. Aunque tengo que reconocer que el desempeño es claramente peor que en el ordenador de sobremesa, en el portátil Toshiba la experiencia obtenida es totalmente satisfactoria.

 

Plasma 5 consume pocos recursos en el inicio

 

Plasma 5 tiene mucho futuro por delante

Plasma 5 ha tenido un buen arranque en su lanzamiento y encima actualmente se muestra como un entorno potente, estable y capaz de funcionar perfectamente sobre ordenadores antiguos (siempre y cuando cuenten con una aceleración 3D plena). A pesar de necesitar mejoras en algunos aspectos, llevo tiempo utilizándolo como entorno de escritorio por defecto con unos grandes resultados, pudiendo trabajar sin problemas.

He centrado el artículo en el desempeño del entorno, pero no quería terminarlo sin mencionar Dolphin, que es para mi el mejor explorador de archivos que existe, y KRunner, la famosa “navaja suiza” que a ratos me hace olvidar la barra de herramientas y me permite realizar ciertas acciones de forma más rápida, como el matar aplicaciones y apagar el ordenador.

 

Mis ordenadores con KDE

 

 

Fuente: http://www.muylinux.com/

Follow me:
Twitter
Visit Us
Facebook
Facebook
Instagram
RSS
Follow by Email

Deja un comentario

error: Content is protected !!